¿Por qué se retrasa el Shuttle?

Posted on 5 julio, 2011

12


El Atlantis se aleja por última vez del edificio donde se ensamblan todas sus piezas (Vehicle Assembly Building)/ Justin Ray, Spaceflightnow.com

Voy a hacer una apuesta, y las estadísticas apuntan a que tengo cerca de un 45 por ciento de probabilidades de ganar. Apuesto a que el último de los transbordadores americanos, cuyo lanzamiento está previsto para el próximo 8 de julio, se retrasa.

El Atlantis ya tiene en vilo a los cientos de miles de personas que se preparan para inundar cada palmo de la “costa espacial” de Florida. No es la primera vez, pero sí que será la última oportunidad para sentir desde Cabo Cañaveral el tremor expansivo del Shuttle. Emoción y decepción parecen estar servidas a partes iguales.

Gane o no la apuesta, más tarde o más temprano una última cuenta atrás sellará el fin de una era en la que el transbordador no ha dejado de ser vanagloriado por los estadounidenses como una maravilla sin igual de la ingeniería aeronáutica. Sin embargo, su sofisticación le pierde.

Haciendo un exhaustivo recuento, el caso es que el número total de retrasos supera el número de veces que el lanzamiento ha sido un éxito a la primera. Sí, lo reconozco, habla quien ha presenciado ya dos intentonas fallidas. La sensación aún agridulce me hace volver siempre a la misma pregunta: ¿pero por qué se retrasa el Shuttle?

En algunos casos ha sido cuestión de segundos, pero otras veces la cosa se ha demorado varios días, incluso meses. Los desastres del Challenger y del Columbia arrastraron tras de sí una incertidumbre que se prolongó durante casi dos años. Los escapes de hidrógeno líquido son otros viejos conocidos a la hora de arruinar una velada espacial.

El primer despegue del Atlantis, en 1985, sufrió un retraso de 22 minutos/ NASA

Los años 1994 y 1995 no fueron buenos para los controladores del Kennedy Space Center: dos lanzamientos de por aquel entonces ostentan el récord de haber sido retrasados ni más ni menos que en seis ocasiones. Durante la misión STS-51, hasta tres veces tuvieron los astronautas que apearse y desenfundarse sus trajes espaciales.

Causas hay para todos los gustos, incluidas las ajenas a la nave en sí. En 1993, la lluvia de estrellas de las Perseidas cambió los planes por temor a que un meteoro se cruzara en su camino. Una repentina enfermedad del comandante llegó a dejar a toda una tripulación en tierra, mientras que otro tipo de nave en el lugar y momento equivocados causó también quebraderos de cabeza a la NASA.

En 1985, un barco cruzaba la zona del Atlántico designada para la recuperación del cohete reciclable de combustible sólido, que una vez exhausto cae en picado en el oceáno. Por motivos de seguridad, el lanzamiento se pospuso hasta que no hubo barco a la vista.

El Shuttle es también vulnerable a las inclemencias del tiempo. Cúmulos de nubes pueden forzar una parada, aunque peores condiciones han congelado el reloj de la cuenta atrás. Tormentas eléctricas y huracanes lo han amenazado, siendo los rayos uno de los principales temores de los ingenieros. En 2009, una docena de rayos se acercaron peligrosamente a la rampa de lanzamiento.

Las bajas temperaturas tampoco ayudan: menos de siete grados pueden interrumpir las activdades. Sus sistemas no cuentan con protección suficiente para resistir más de doce horas a tales temperaturas.

No sólo el tiempo en Florida afecta al transbordador. Las condiciones meteorológicas en las zonas previstas para aterrizajes de emergencia han de ser también aceptables. Cuatro veces en la historia del Shuttle ha sido ésta la causa del retraso. Un mal invierno en las pistas de Zaragoza y Morón han obligado a suspender un par de lanzamientos mientras el sol brillaba radiante en Cabo Cañaveral.

He aquí un listado de los retrasos y sus causas, la otra cara del legado histórico que el transbordador estadounidense deja tras de sí. ¿Aceptarías la apuesta?

CRONOLOGÍA DE UNA ESPERA

Los empleados de la NASA cubren el reloj que marca la cuenta atrás de los lanzamientos desde Banana Creek, en el Kennedy Space Center. La instantánea retrata el último retraso para el lanzamiento del Endeavour (STS-134). Por desgracia, el ritual es de lo más habitual/ Nadjejda Vicente

STS-1 (1981)
Problema informático de sincronización temporal

STS-2 (1981)
1.Derrame de combustible de uno de los tanques
2.Excesiva presión en una de las unidades auxiliares de energía que controlan el sistema hidráulico

STS-3 (1982)
Fallo en el calentador de la línea de tierra que transportaba el nitrógeno

STS-9 (1983)
Problema con la boquilla de escape del cohete acelerador derecho

STS-41D (1984)
1. Problema informático en el ordenador de apoyo
2. Anomalía en uno de los motores principales

STS-51A (1984)
Causas meteorológicas. Fuertes vientos racheados en las capas altas de la atmósfera

STS-51C (1985)
Causas meteorológicas. Bajas temperaturas

STS-51D (1985)
Un barco fue avistado en la zona restringida donde se procede a la recuperación del cohete acelerador una vez exhausta su carga

STS-51B (1985)
Fallo en la secuencia de despegue

STS-51I (1985)
1. Causas meteorológicas. Inestabilidad atmosférica
2. Fallo informático en el ordenador de apoyo

STS-51F (1985)
Problema en las conexiones del bloque de mantenimiento

STS-51J (1985)
Problema en el sensor de la válvula del principal motor de hidrógeno líquido

STS-61C (1986)
1. Retraso en el cierre de uno de los compartimentos
2. Turbina defectuosa en el sistema hidráulico

STS-51L (1986)
El desastre del Challenger estuvo precedido de varios retrasos:
1. Acumulación de demoras del STS-61C
2. Causas meteorológicas. Mal tiempo en la pista de aterrizaje transoceánica situada en Dakar, Senegal
3. Retrasos en los preparativos el día del lanzamiento
4. Fallos de equipo a la hora de sellar los compartimentos y viento cruzado en la zona de aterrizaje
5. Problemas técnicos con el sistema de detección de incendios
6. Pérdida de la nave

STS-26 (1988)
Causas meteorológicas. Viento en las capas altas de la atmósfera. El sistema de refrigeración de los trajes espaciales también hubo de ser reemplazado

STS-27 (1988)
Causas meteorológicas. Nubes y fuertes vientos cruzados en la zona de despegue

STS-30 (1989)
1. Problema con el bombeo de hidrógeno líquido y escape de vapor en entre el transbordador y el tanque externo
2. Causas meteorológicas. Nubes y fuertes vientos cruzados en la zona de aterrizaje

STS-33 (1989)
Fallo en el sistema electrónico que controla la ignición y la separación del Shuttle de los cohetes

STS-36 (1990)
1. Causas meteorológicas y enfermedad del comandante de la misión
2. Fallo en el ordenador de seguridad
3. Causas meteorológicas

STS-31 (1990)
1. Válvula defectuosa en la unidad de energía auxiliar
2. Fallo en la válvula de combustible en tierra

STS-35 (1990)
1. Escape de hidrógeno líquido
2. Fallo en uno de los instrumentos científicos de observación astronómica
3. Exceso de hidrógeno en la zona superior del tanque
4. De nuevo, exceso de hidrógeno en la zona superior del tanque

STS-41 (1990)
Fallo de lectura de una válvula de ventilación y malas condiciones meteorológicas

STS-37 (1991)
Causas meteorológicas. Nubes bajas

STS-48 (1991)
Fallo de comunicación entre el centro de control en Houston, en Texas, y el Kennedy Space Center, Florida

STS-44 (1991)
1. Mal funcionamiento en las unidades de medida de las fases superiores del cohete
2. Pequeña reparación en la válvula de oxígeno líquido y espera por el sobrevuelo de otra nave espacial en la trayectoria de lanzamiento

STS-42 (1992)
Condiciones meteorológicas adversas

STS-45 (1992)
Excesiva concentración de hidrógeno líquido en la zona superior del tanque

STS-55 (1993)
1. Problema de sellado en las bombas del motor principal
2. Reventón de la manguera hidráulica en el compartimento superior
3. Escape de oxígeno líquido
4. Fallo de lectura de una de las unidades de medida

STS-51 (1993)
1. Fallo en el controlador pirotécnico
2. Problemas con la unidad de energía hidráulica
3. Fallo en los sensores de combustible en uno de los cohetes principales

STS-73 (1995)
1. Escape de hidrógeno líquido
2. Problemas con el sistema hidráulico
3. Problema con uno de los sistemas críticos de control
4. Problemas informáticos y con el motor principal
5, 6. Malas condiciones meteorológicas

STS-80 (1996)
1. Retrasos acumulados de la misión anterior
2. Causas meteorológicas: Huracán Fran
3. Causas meteorológicas. Mal tiempo en la zona durante varios días
4. Chequeo extra de las concentraciones de hidrógeno

STS-88 (1998)
Falsa alarma

STS-93 (1999)
1. Detección de exceso de hidrógeno
2. Causas meteorológicas. Tormentas eléctricas. El Shuttle requiere una zona despejada de rayos de 20 millas náuticas

STS-103 (1999)
1. Inspecciones adicionales de cableado
2. Fallos en el suministro de combustible
3. Adversas condiciones meteorológicas

STS-99 (2000)
Repetidos problemas electrónicos

STS-101 (2000)
Retrasado hasta tres veces por causas meteorológicas

STS-98 (2001)
Inspecciones adicionales de cableado

STS-105 (2001)
Adversas condiciones meteorológicas

STS-108 (2001)
Adversas condiciones meteorológicas

STS-109 (2002)
1. Mejoras en el telescopio especial Hubble
2. Error en el sistema de orientación de aterrizaje

STS-110 (2002)
Escape de hidrógeno líquido

STS-111 (2002)
Adversas condiciones meteorológicas en dos ocasiones, debido a tormentas eléctricas y amenaza de granizo

STS-112 (2002)
Adversas condiciones meteorológicas. Huracán Lili

STS-113 (2002)
1. Problemas con el sistema de oxígeno
2. Adversas condiciones meteorológicas en las bases de Zaragoza y Morón

STS-107 (2003)
Desastre del Columbia

STS-114 (2005)
Anomalías en el sensor de combustible del tanque externo

STS-121 (2006)
Dos retrasos debido a adversas condiciones meteorológicas

STS-115 (2006)
1. Adversas condiciones meteorológicas. Tormentas eléctricas
2. Fallo en el sensor del motor

STS-116 (2006)
Adversas condiciones meteorológicas

STS-118 (2007)
Fallo de una válvula en el sistema de presurización de la cabina

STS-120 (2007)
1. Retrasos derivados del desastre del Columbia
2. Requerimientos del programa internacional de la ISS

STS-122 (2008)
Dos retrasos debido a fallos en los sensores del motor

STS-119 (2009)
Escape de hidrógeno líquido

STS-125 (2009)
1. Adversas condiciones meteorológicas. Tormenta tropical Fay
2. Problemas durante el proceso de ensamblaje entre el tanque y el cohete
3. Adversas condiciones meteorológicas. Huracán Hanna
4. Retrasos en la construcción del tanque externo
5.Fallo en la instrumentación científica del telescopio espacial Hubble

STS-127 (2009)
1. Escape de hidrógeno gaseoso
2, 3, 4 y 5. Adversas condiciones meteorológicas. Nubes, tormentas eléctricas, lluvia…

STS-128 (2009)
1. Adversas condiciones meteorológicas
2. Anomalía en una de las válvulas de combustible

STS-129 (2009)
1. Conflicto con el lanzamiento de un móulo de investigación ruso
2. Conflicto con el lanzamiento de otros dos satélites desde Cabo Cañaveral

STS-130 (2010)
Adversas condiciones meteorológicas en la zona de aterrizaje. Nubes bajas

STS-131 (2010)
Adversas condiciones meteorológicas. Bajas temperaturas

STS-132 (2010)
Adversas condiciones meteorológicas. Tormentas eléctricas

STS-133 (2011)
1. Dos escapes en el tanque externo
2. Fallo eléctrico en los controladores del motor principal
3. Adversas condiciones meteorológicas. Lluvia
4. Escape de hidrógeno

STS-134 (2011)
1. Cambios en el diseño del Alpha Magnetic Spectrometer (AMS-02)
2. Retrasos acumulados del STS-133
3. Problemas con los calefactores en una de las unidades auxiliares de energía

Fuentes documentales: Wikipedia, NASA

Anuncios