Año 50 de la nueva era

Posted on 21 abril, 2011

2


“Cuarto día de la nueva era. Cuatro días hace que el hombre, desafiando a la naturaleza, salió al Cosmos. Una decena de cámaras apuntan hacia Yuri Gagarin cuando aparece en el estrado, rodeado de científicos, ante el auditorio.”

Izvestia, 15 de abril de 1961

Habían transcurrido sólo cuatro días desde que el primer hombre espacial de la historia regresara a la madre Tierra, y periodistas de todo el mundo esperaban ansiosos poder entrevistarle. Tras el baño de masas que tuvo lugar en la Plaza Roja, una concurrida rueda de prensa tuvo lugar en el Club Científico de Moscú.

Era la primera vez que los corresponsales extranjeros podían interrogar al cosmonauta, hasta ahora monopolizado por los órganos de prensa del Partido Comunista. Llegado el turno de preguntas, sólo respondió a aquellas que habían sido facilitadas previamente por escrito al jefe del departamento de prensa del Ministerio de Asuntos Exteriores, Mijail Kharlamov, y al miembro de la Academia de Ciencias, Eugeniy Fedorov.

Como era de esperar, no se dió pábulo a todas las preguntas, y fue más bien una conveniente exhibición del primer rostro especial para los portadas del planeta. Los periodistas contaban al día siguiente que Gagarin se enfrentó a su primer ruedo mediático con una pronta sonrisa y una voz segura y clara.

Portada del periódico soviético "Izvestia", 15 de abril de 1961

Ha pasado medio siglo de la nueva era cósmica anunciada entonces, y quise celebrar tan insigne aniversario en la capital rusa. Tras intensos días de visitas a los templos de la cosmonaútica, lo cierto es que he vuelto con sobredosis espacial y sin las palabras adecuadas para poder describirlo… de momento.

Hasta que se me pase la resaca gagarina y pueda procesar todo lo que he visto, creo que lo mejor es colgar algunas fotografías del tour cósmico en la Ciudad de las Estrellas. ¡Feliz aniversario gagarino!

La nieve no quiso perderse el aniversario. Un manto blanco cubría el monumento a Gagarin que preside la Ciudad de las Estrellas, honrado con ofrendas florales/ Matthew Wrigley.

Otro aniversario se celebraba la semana pasada en la Ciudad de las Estrellas: la máquina centrífuga para el entrenamiento con hipergravedad cumplía 30 años de funcionamiento/ Matthew Wrigley

Maquetas a tamaño real de los módulos rusos de la Estación Espacial Internacional continúan siendo imprescindibles lugares de entrenamiento para los cosmonautas del siglo XXI/ Matthew Wrigley

Preparada para la inmersión, una réplica de la Estación Espacial Internacional es utilizada para simular paseos espaciales. Bajo el agua, los astronautas se enfundan sus monos de trabajo espaciales y se familiarizan con los movimientos ingrávidos/ Matthew Wrigley

El hidro-laboratorio es capaz de alojar las 20 toneladas de los módulos espaciales. La piscina tiene una profundidad de 12 metros y un azul cósmico/ Matthew Wrigley

Anuncios