Aniversario del primer tweet espacial

Posted on 22 enero, 2011

4


Parece mentira, pero ya hace un año que el primer tweet nos llegó del espacio.

Su autor fue el astronauta Timothy Creamer, ingeniero de la Expedición 22 a la Estación Espacial Internacional (ISS). Él abrió la senda de los astro tweets en vivo, ya que hasta entonces tenían que ser previamente enviados por correo electrónico a un equipo en tierra que se encargaba de colgarlo en su página.


“¡Hola Twitterverso! Estamos en directo twitteando desde la Estación Espacial Internacional: ¡el primer tweet desde el Espacio! Habrá más pronto, envía tus preguntas”

Durante la década pasada, los astronautas y cosmonautas apenas podían enviar y recibir información en su buzón unas tres veces al día. La primera colonia humana permanente en el espacio hacía uso de un sistema un tanto engorroso y rudimentario: la ISS estaba conectada a una red de satélites de retrasmisión de datos que a su vez se enganchaba (vía Banda Ku) a un ordenador en la Tierra. La información se emitía a un solo receptor, con lo que el ancho de banda era muy escaso, pero al menos se garantizaba una conexión de datos estable.

Sin embargo, y aunque más tarde, todo llega al espacio. Tras actualizar el software de la Estación y hacer uso del router IRIS (Internet Routing in Space, marca Netgear), los astronautas a bordo tienen acceso a Internet de banda ancha para su uso personal. Este sistema les permite transmitir cantidades enormes de información a múltiples receptores.

¿Podrías contar cuántos ordenadores hay en el módulo Zvezda? Y esto sólo en uno de los doce módulos que conforman la Estación Espacial Internacional/ NASA

No es fácil lograr conexiones estables para un objeto que está a unos 400 kilómetros de altura y se mueve a unos 28.000 kilómetros por hora. Pero tampoco le resultaría fácil a un hacker sabotear los ordenadores de la ISS, ya que cualquier ataque, virus, spyware o malware sólo afectaría al ordenador terrícola. Para más seguridad, ninguno de los ordenadores a bordo puede comprometer directamente los sistemas de soporte vitales.

Internet interplanetario

Las naves espaciales más allá de la órbita terrestre por lo general se comunican directamente con la Tierra. De hecho, las primeras sondas en hacerlo a través de un intermediario fueron los vehículos exploradores Spirit y Opportunity, que desde Marte transmitían los datos a los módulos órbitales, los cuales los enviaban a su vez a la Tierra.

¿Viajarán nuestros correos electrónicos alguna vez por el Espacio profundo?/ NASA

La NASA está desarrollando un nuevo método para automatizar y agilizar este proceso mediante el envío de datos
a través de un ‘Internet interplanetario’. Al igual que los datos en Internet se envían desde un punto a otro a través de una red de centros interconectados, naves espaciales dispersas por el Sistema Solar podrían ser utilizadas como nodos para la transmisión de datos en el Cosmos.

El primero de los nodos permanentes de este Internet interplanetario ya existe, y se encuentra instalado en la Estación Espacial Internacional. En su primera prueba con Tierra, la NASA aseguró que la transferencia de datos fue cuatro veces más rápida que la de las gigantescas antenas de la Red del Espacio Profundo. Fue lo que llamaron la transición del walkie-talkie al Internet espacial.

El primer ladrillo de esta nueva red de comunicaciones que aspira al espacio profundo permitiría en un futuro superar los obstáculos impuestos por las enormes distancias que nos separan de otros planetas, así como simplificar el intercambio de datos entre los futuros exploradores cósmicos y la madre Tierra.

Si entiendes de ordenadores, esta entrevista a los informáticos espaciales de la NASA, aunque algo antigua y en inglés, seguro que te interesa.

Anuncios